martes, 19 de junio de 2007

VERSICULOS DE LA BIBLIA QUE HABLAN DEL AMOR DE DIOS PARA CON TODOS NOSOTROS.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. San Juan 3:1ó
Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartará de ellos. Oseas 14:4
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Efesios 2:4-7
En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. I Juan 4:10
Y nosotros hemos conocido y creido el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. I Juan 4:16
Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. I Juan 4:19
…pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creido que yo salí de Dios. San Juan 16:27
Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra. II Tesalonicenses 2:16,17

17 comentarios:

Anónimo dijo...

saludo con la paz de nuestro señor jesus voy a contar sobre el amor de dios el cual se que me ama de tal manera que me pasan tantas cosas con mi familia que me da tanto amor que no ago mas que dar amor y no puedo hacer que mis hermanos me asepten como su familia pero de lo que estoy segura que el amor de dios no permite sentirme sola ni mal aseptada hay pocas veses que decaigo y no tengo fuersas para seguir pero ni bien pienso que si tengo alguien que me quiere como soy es dios y se que tengo que seguir x el amor de dios gracias x permitir comentar que dios es todo para mi

Anónimo dijo...

hola Dios los bendiga a todos lo que lean este comentario. quiero comentarle que el señor jesus se a glorificado grande mente en la vida de mi familia matrimonial hemos pasados por muchas pruevas grande pero el es el que tiene la ultama palabra de todo el es quien es. haveces nosotros los humanos nos quejamos de muchas cosas que no tenemos osea cosa innecesarias y otros solo quieren la alimentacion de sus hijos o familia tenemos que ser agradecidos con Dios y darle las gracias por un nuevo amanecer, por nuestra familia y las vendiciones que nos da dia a dia AMEN .sigan adelante y tengan fe en Dios que el lo puede todo hermanos BENDICIONES HOY MAÑANA Y SIEMPRE.

Anónimo dijo...

que Dios les bendiga engrande la venida del senor esta serca cuando menos lo esperemos sera como el ladron de la noche en un abrir y serrar de ojos y poreso debemos de estar preparados (aS) POR QUE NO SABEIS CUANDO SERA que lindo es DIOS q DIOS los bendiga ...........

ali dijo...

hola solo necesito saber si me pueden ayudar, hay algún versículo de la biblia que hable acerca de la familia?, necesito una respuesta por favor, gracias..

Anónimo dijo...

La esperanza que se intuye en el Antiguo Testamento se va a poder convertir en gozosa realidad con la venida de Cristo. Jesús
no vino a anular el proceso pedagógico iniciado en el Antiguo
Testamento. Su misión es llevarlo a un pleno cumplimiento (Mt
5,17). Por eso el mensaje de Jesús sobre la familia no constituye
ninguna novedad absoluta, sino la conclusión de un proceso
evolutivo que duró siglos
Lo dicho por Jesús se refiere directamente a la familia de su
tiempo. Por eso es necesario conocer la realidad familiar de su
época. Y, salvadas las distancias y circunstancias, podremos hacer
con más precisión la aplicación de su enseñanza a la familia de
nuestro mundo actual. Por ello intentaremos descubrir en el Nuevo
Testamento las actitudes básicas que puedan interpelar la realidad
familiar actual.

Anónimo dijo...

1 - LA FAMILIA JUDIA EN TIEMPO DE JESUS

FAM-JUDIA: Jesús nació y vivió en un pueblo y en una cultura
donde la familia tenía una importancia de primer orden. Porque,
como es bien sabido, para los judíos la familia ha sido siempre el
centro de su vida. Pero en tiempo de Jesús, la familia tenía una
importancia todavía mayor. Para los rabinos, que eran los teólogos
de entonces, el padre y la madre eran considerados como
"compañeros de Dios en la procreación"
Y por eso, los judíos de aquel tiempo pensaban que tener hijos
era una obligación, hasta el punto de que quien faltaba a esa
obligación era considerado como un homicida. Por eso nadie debía
quedarse soltero. El hombre no casado no es un hombre, decían
los rabinos de aquel tiempo. Esto quiere decir lógicamente que
todos estaban obligado a formar su propia familia. Un hombre sin
familia era un hombre sin alegría, sin bendición y sin felicidad,
según se afirma en los documentos de entonces.
La vida familiar estaba organizada según el modelo "patriarcal",
es decir, en ella el centro y el eje de todo lo que se hacía era el
"padre de familia". Por ello a la familia se le llamaba habitualmente
"la casa del padre".

continua

Anónimo dijo...

continuacion parte 1 la familia

En aquellas familias gobernaba el padre como señor absoluto,
con derecho a disponer de todo a su antojo, decidir por su mujer e
hijos, dar toda clase de órdenes y, por supuesto, castigar.
El padre podía repudiar a su mujer y echarla de la casa, por una
serie de razones que hoy nos resultan asombrosas. La esposa
estaba siempre a merced del marido y dependía en todo de él.
Respecto al dominio del padre sobre los hijos, se sabe que tenía
el derecho de decidir cómo, cuándo y con quién se tenían que
casar sus hijos varones y, sobre todo, las hijas. La familia era un
coto cerrado, mucho más cerrado que lo que pueda ser la familia
más tradicional de nuestro tiempo.
El grupo familiar constituía el centro de la vida religiosa de los
israelitas. La fiesta de Pascua, la celebración religiosa más
importante de los judíos, se celebraba en familia, en cada casa. Y
algo parecido se puede decir de la circuncisión, que no era
practicada por un sacerdote, sino por el cabeza de familia. Para
aquellos judíos el padre de familia era considerado como sacerdote
y maestro, que daba culto y enseñaba a los suyos la ley del Señor
(Prov 1,8; 4, 1-3; 6,20; Eclo 7,23-30; 30,1-13).

continua

Anónimo dijo...

continuacion parte 1 la familia


En las ideas y en las leyes de aquel tiempo la unidad de la familia
era tan importante que, por ejemplo, si el cabeza de familia cometía
un delito, fácilmente podía ir a la cárcel, no solamente él, sino
además su mujer y sus hijos (Mt 18,25). Como también era
frecuente que las decisiones importantes del cabeza de familia
fuesen decisiones de todos los de su casa. Se cuenta, por ejemplo,
de uno que se convirtió a la fe y con él lo hizo toda su familia (Jn 4,
53). Es más, la gente pensaba que hasta los pecados de los padres
pasaban de alguna manera a los hijos (Jn 9, 2-3). Se tenía un
profundo convencimiento de que cuanto le ocurriera al cabeza de
familia tenía que afectar a todos los de su casa (Mt 10, 25).
Además, las leyes de aquel tiempo protegían la continuidad de la
familia hasta tal punto que, si una mujer quedaba viuda y sin hijos,
los hermanos solteros de su difunto esposo se tenían que casar con
ella, para que así quedara descendencia de la misma sangre (Mt
22, 23-30; Mc 12, 25; Lc 20, 35-36).
Esto no quiere decir que todos los padres de familia fueran
dictadores. Por supuesto que los había buenos y muy buenos. En
caso contrario, Jesús no hubiera usado tanto el ejemplo del padre
de familia. Pero el ambiente general en este punto era bastante
duro.

Anónimo dijo...

PARTE 2 LA FAMILIA

2 - JESUS Y LA FAMILIA

J/FAMILIA FAM/J: Jesús nació en el seno de una familia de
piadosos israelitas. De José, su padre adoptivo, se dice
expresamente que era un hombre honrado (Mt 1,19) y de su madre
se hacen las mejores alabanzas (Lc 1,28.42-45). Se trataba de una
familia unida, que supo soportar la adversidad en silencio y con fe
(Mt 1,19-20), que se mantuvo firme en la persecución (Mt 2,13-21),
y que siempre se comportó como gente piadosa y observante (Lc
2,21- 24.41). En una familia así, creció y se educó Jesús (Lc
2,39-40. 50-52), siempre bajo la autoridad de sus padres (Lc
2,51).
Criado y educado en este ambiente, nada tiene de particular que
Jesús, durante su ministerio público, hablara con frecuencia de la
familia. Emplea comparaciones familiares para explicar su doctrina
sobre el reinado de Dios y la bondad asombrosa del Padre del cielo:
Dios es como el padre que está siempre dispuesto a escuchar a sus
hijos (Mt 7,9; Lc 11,11-13) o a recibir y perdonar al hijo que se va
de la casa y malgasta la fortuna (Lc 15,20-32); porque Dios es el
padre de todos (Mt 5,16.45.48; 6,1.4.6.8.9; etc), y todos los
hombres somos hermanos (Mt 23,8-9).
Jesús habla también del padre que envía a sus hijos al trabajo
(Mt 21,28-31) o a su hijo único a cobrar la renta de una propiedad
(Mt 21,33-37); Mc 12,5-56; Lc 20,13-14). Del padre que descansa
con sus hijos (Lc 11,7) o del cabeza de familia que saca de su arca
lo nuevo y lo viejo (Mt 13,52). También habla de las fiestas de
bodas (Mt 22,2-3; Lc 14,16-24; Mc 2,19; Lc 5,34; Mt 25,1), de
mujeres que están embarazadas o criando (Mt 24,19; Mc 13,17; Lc
21,23), de los dolores de parto y de la alegría de la maternidad (Jn
16,21); del hermano que se preocupa por la suerte de sus
hermanos (Lc 16,27) o de los hermanos que no se llevan bien entre
sí (Lc 15,28). De los hijos que desatienden a sus padres (Mc
7,10-13; Mt 15,3-6) o, por el contrario, de los buenos hijos que son
conscientes de sus deberes familiares (Mc 10,19; Mt 19,19; Lc
18,20). Casi todas las situaciones familiares y las relaciones
humanas que ellas implican, son asumidas por Jesús para explicar a
sus oyentes el significado de su mensaje.

Anónimo dijo...

CONTINUACION PARTE 2 LA FAMILIA

Pero las enseñanzas de Jesús sobre la familia van mucho más
lejos. Porque en los Evangelios hay toda una serie de afirmaciones
en las que Jesús defiende las relaciones de familia o asume tales
relaciones como modelo de comportamiento para sus discípulos.
Así, Jesús defiende la estabilidad del matrimonio al afirmar que lo
que Dios ha unido no lo separe el hombre (Mt 19,4- 6; Mc 10,6-9) o
al decir que quien repudia a su mujer comete adulterio (Mt 5,31-32).
Es más, Jesús afirma que quien mira a la mujer ajena excitando el
propio deseo comete adulterio en su interior (Mt 5, 28), porque es
del propio corazón de donde brotan las malas acciones,
concretamente los adulterios (Mc 7,21-22).
Jesús presenta también el modelo del padre que quiere tanto a
sus hijos que pone a disposición de ellos todo lo que tiene (Lc
15,31-32); y el modelo del hijo que hace siempre lo que ve hacer a
su padre (Jn 5,19-20). Censura el comportamiento de los hijos que
se desentienden de sus padres y no les prestan ayuda (Mt 15,3-6;
Mc 7,10-13). Elogia a quien es consciente de sus obligaciones
familiares (Mt 19,19; Mc 10,19; Lc 18,20); y envía a un recién
curado a anunciar entre su familia las maravillas que el Señor ha
realizado en él (Mc 5,19; Lc 8,38-39).
Y todavía algo más: Jesús no se cansa de presentar las
relaciones mutuas de los creyentes como relaciones de hermanos,
que son capaces de superar todo enojo (Mt 5,22), que se perdonan
siempre (Mt 18, 21; Lc 17,3) y se aceptan mutuamente (Mt 5,23-
24), sin fijarse en defectos o fallos personales (Mt 7, 3-5; Lc 6,
41-42). Ello es señal de que la relación fraterna es para Jesús una
forma de relación ejemplar, hasta el punto de que él mismo se
considera hermano de todos (Jn 20,17; ver 21,23).
CONTINUA

Anónimo dijo...

Jesús sabe que el hecho de la familia es decisivo en la
experiencia y en la vida de los hombres. Por eso, habla
frecuentemente de las relaciones familiares como modelo para
explicar lo que es Dios o el reinado de Dios en el mundo. Y así, las
relaciones del esposo, padre, madre, hijo, novio, hermano,
aparecen repetidas veces en boca de Jesús cuando habla del
reinado de Dios, de lo que es Dios para los hombres, de lo que
éstos tienen que ser ante Dios, o de lo que todos debemos ser, los
unos para con los otros. Desde nuestras experiencias en la vida de
familia podemos todos comprender, de alguna manera al menos, lo
que deben ser nuestras experiencias ante Dios y ante los demás.
La familia es fuente de vida y fuente de alegría por la vida que
transmite. En ella está Dios. Es un espacio humano privilegiado
donde nace, crece y se cultiva el amor. Y con el amor, la felicidad, la
generosidad, la entrega de unas personas a otras, la
responsabilidad ante las propias tareas y obligaciones, la piedad
honda y sincera. Todo esto es, no sólo importante, sino incluso
decisivo en la vida de los hombres. Y Jesús lo sabe, lo reconoce y
con frecuencia habla de ello.


FIN COMENTARIO HECHO POR ADMINISTRADOR DEL BLOG

ESPERO HABERTE AYUDADO. SI NO ES ASI HAZMELO SABER ESTARE ENCANTADA DE AYUDARTE. DIOS LES BENDIGA A TODOS.GRACIAS POR VISITAR ESTE BLOG HECHO POR DIOS Y PARA DIOS . AMEN

sophie dijo...

ALI ESPERO HABERTE AYUDADO CON EL COMENTARIO SOBRE LA FAMILIA CUALQUIER OTRA DUDA CONTACTA AL EMAIL O VUELVE A COMENTAR. DIOS TE BENDIGA

Anónimo dijo...

Dios los bendiga a todos sus fieles seguidores

Anónimo dijo...

gracias eso me ayudo mucho Dios me ama <3

sophie dijo...

Me alegro de que asi sea dios les bendiga a todos, y pensar que cada día falta menos para encontrarnos con la gloria de dios

Anónimo dijo...

El Señor les Bendiga a todos los que lean estas palabras
El Señor Jesus nos ama tanto que dio su vida por nosotros pero ni la muerte le pudo retener alelluya.cuando nosotros mueramos en el Señor viviremos juntamente con el (Gloria a Dios)
1 de tesalonicenses 4:16. Lasara,texas.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Dios, nuestro señor me ayudo a cambiar, ahora se que su amor lo puede todo.
Los que en el creemos alcanzaremos la vida eterna en la ciudad prometida.
"Que Dios os bendiga"